#DespuesDeRio2016

AHORA LOS CLUBES DE FÚTBOL APUESTAN AL HOCKEY MASCULINO

De las 30 instituciones de Primera División, 21 tienen al hockey entre las disciplinas para sus socios. Cómo buscan capitalizar el oro ol...

Fue fabricado por la siderúrgica más importante del país y diseñado por el equipo creativo del Cirque du Soleil. En cada una de sus láminas lleva grabada con láser una de las diferentes disciplinas que intervienen en la XVII edición de los Juegos.

Toronto.- En uno de los pasillos de la platea baja del Rogers Centre, el ex basquetbolista de la NBA, Steve Nash posó su antorcha sobre la de su colega Andrew Williams y emprendió la retirada del estadio con el fuego panamericano en sus manos. Las casi 50 mil personas que asistieron a la ceremonia de apertura esperaban ansiosas para conocer el destino final de la estrella deportiva, puesto que deseaban conocer cómo y dónde se encendería el pebetero. En ese momento, la pantalla gigante que estaba dividida en cinco partes en el centro de la escena ofició de ventana al exterior para conocer el desenlace de la historia. Finalmente, el fuego panamericano cobró vida a los pies de la Torre Nacional de Canadá, famosa por elevarse casi 600 metros hacia el cielo. Y lo hizo en un pebetero muy particular.

Resulta complicado apreciar toda su belleza durante la noche, pero la magnitud de la obra impacta durante el día. El sol realza cada uno de sus colores y a medida que se acorta la distancia hacia ella, los detalles aparecen y se dejan apreciar de múltiples maneras.

La obra fue diseñada por el equipo creativo del Cirque du Soleil y según dijo su director en una conferencia de prensa antes de la inauguración, nación de un boceto realizado sobre una servilleta de papel. Intervinieron tres artistas sin fines de lucro.

El pebetero panamericano es una piña, como esas que se pueden patear al caminar por los alrededores de los lagos del sur argentino, en la otra punta del continente. Su eje está rodeado por ocho anillos de unas especies de escamas multicolores y la obra está sostenida por tres brazos que se entrecruzan, elevándola por sobre una plataforma sólida. En la base, unos pequeños ligustrines verdes ocultan el vértice de la unión con el piso y unos adoquines le dan un terminado por demás prolijo a la presentación.


Toronto refleja en su sociedad una mixtura racial y cultural muy notoria. En un cruce de calles es posible encontrar en las esquinas a ciudadanos de múltiples nacionalidades y con diversos orígenes. Justamente ese es el objetivo de este pebetero, expresar las distintas comunidades que representan un todo en este país.

ArcelorMittal Dofasco es el nombre de la siderúrgica que la fabricó. Aplicaron 10 tipos de aceros para una piña gigante pesa poco más de una tonelada. Son los mayores productores de acero laminado y el mayor empleador del sector privado en Hamilton, ciudad sede del fútbol en Toronto 2015.

Algunas escamas son celestes y otras moradas. Otras son verdes, aunque también las hay con un amarillo tirando a mostaza. En cada una de ellas es posible apreciar el dibujo de los diversos deportes que forman parte de la agenda panamericana. Están el waterpolo, tenis, ciclismo, atletismo y vóley, entre otros. Pero también están representadas las disciplinas parapanamericanas, puesto que el fuego también cobrará vida en esta obra durante los Juegos Parapanamericanos. Además de reflejar a una comunidad, el pebetero expresa inclusión en su mensaje.

Según datos oficiales, intervinieron los 5.000 empleados de ArcelorMittal Dofasco y el trabajo demandó aproximadamente 9.863 horas hombre. Entre la concepción del proyecto y hasta su finalización pasaron 18 meses. Mide poco más de tres metros (7.31 toda la obra) y usaron 27 litros de pintura.

En la base de la piña gigante, el primer anillo cuenta con 10 deportes y a medida que se superponen, las argollas van disminuyen su cantidad de disciplinas. En su mayoría hay una por cada escama, pero hay una particular en la que se resuman cuatro: Atletismo, tiro, esgrima y deportes ecuestres.

Son 30 las láminas que representan las escamas de la piña gigante. Estan realizadas por 10 tipos de aceros diferentes y cada una cuenta con dibujos de las disciplinas que intervienen en el certamen. Fueron cortadas y grabadas con laser.

En la cima, la obra tiene un terminado con gajos de tinte gris oscuro. Estos son los que resguardan del viento al fuego y los que más contacto tienen con el calor, es por ello que en esta zona no intervienen los colores claros, para evitar las manchas que afecten la estética de la piña multicolor. El fuego se apagará el 27 de julio, pero renacerá entre el 7 y 15 de agosto, para los Juegos Parapanamericanos.

ArcelorMittal Dofasco es la siderúrgica más importante y registra trabajos realizados para otros eventos importantes como los Juegos Olímpicos Londres 2012 y los Mundiales de fútbol Sudáfrica 2010 y Brasil 2014.
-
-

LO MÁS LEÍDO

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © sobrecesped.com -- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -